TOKIO BLUES

Emprender NO es para todos

En estos últimos años y más ahora; Junio 2020 me atrevo a decir que emprender se ha puesto de moda y no sólo eso, existe mucha presión por parte de “gurús” “mentores” “empresarios” que cambiaron su vida y qué te dicen que es momento de que cambies la tuya. Te dicen que estás perdiendo el tiempo, que dejes de ser un robot que se conforma con cierta cantidad de dinero al mes, que básicamente estás dejando ir la oportunidad de ser rico.

Pero en mi opinión emprender es una vocación, un arte, una carrera vitalicia. Y así como no todos nacimos para hacer deportes extremos, cantar o ser modelos, hay muchas personas que no nacieron para emprender.

Te puedo decir que en mi experiencia como emprendedor me he asociado con muchas personas, muchos negocios, algunos fracasaron otros siguen en pie, lo cierto que las personas que han trabajado y colaborado conmigo a lo largo de los años, se sienten bien y disfrutan lo que hacen, he tenido la oportunidad de preguntarles si les gustaría emprender y sin contar las respuestas clichés de “Sí, pero no tengo el capital” “Sí pero no sé que emprender”, existen un grupo de personas que dicen “No, nunca lo he pensado y jamás lo haría”. Lo cual me parece una respuesta muy válida y entendible y no por ello debemos catalogarlos como conformistas, mediocres o limitados, pues simplemente se trata de un camino diferente.

Lo entendí perfectamente, la respuestas me parecían lógicas, me decían: “Disfruto mi trabajo” “Me encanta mi estabilidad” “Me gusta tener tiempo para las actividades que me gustan” “Quiero llegar temprano a casa jugar con mis hijos” “Me encanta ver una series en Netflix antes de dormir” “Me gusta tener tiempo para mí, para mi familia”.

Me cuestioné si había algo mal con esas respuestas y la verdad es que no. Me alegra que las personas tengan la libertad de hacer lo que les gusta y que puedan sentirse a gusto consigo mismos, tener una estabilidad y empleo seguro en algunos casos es sinónimo de bienestar personal de disfrutar, de ser feliz.

“Emprender no es una regla, cada quien toma su camino y es libre de hacerlo”.

Personalmente, me gusta el emprendimiento y sé que hacerlo da muchas satisfacciones, lo económico viene por añadidura si emprendes algo que de verdad te apasiona y cuando tienes resultados de éxito la gente piensa que es fácil y no es así, aparte de dormir mal, comer mal, deudas, inestabilidad, la presión de las personas que no creen en ti y te dicen que abandones, los miedos y las dudas, está lo que yo llamo El CAMINO que no es otra cosa que disfrutar el proceso.

Te platico mi historia, cuando tuve mi primer cliente me emocioné bastante, para este emprendimiento había vendido parte de mis libros para poder maquetar la página web y publicitarme en internet, lo recuerdo perfectamente; mi socio y yo fuimos a visitar a nuestro primer cliente y logramos que nos diera un adelanto, sorprendidos, con algo de miedo e inclusive incrédulos, no resistimos la emoción de aquella sensación y con la emoción a flor de piel y con mucha hambre nos fuimos a comer, recuerdo que fuimos a un lugar de cocina económica y pedimos lomo en salsa verde y agua fresca del día, no olvido la sensación del sabor de la carne (muy mala por cierto), el gusto nos duró poco porque al día siguiente nos llamó nuestro primer cliente y nos dijo que había encontrado otro proveedor más barato y que quería su dinero de regreso. Nosotros con la inexpertís le dijimos que no lo teníamos completo que nos faltaban $200 pesos (lo de la comida) y dijo que no importaba y se los regresamos.

A ese camino, a esas experiencias, a esas sensaciones a esos retos, yo le llamo disfrutar el proceso.

Así que si quieres emprender o no, depende de ti, solo por favor disfruta el camino y recuerda que al final todos los caminos llevan a casa.

—Mr. Tokio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tokio Blues
Enviar
logos tokio-02